La mejor forma de contar con la admiración de los demás es siendo humilde, escala para ti y veras la luz.

.

.

lunes, 1 de julio de 2013

Primera Salida a los Alpes


A finales de septiembre de 1979 influenciados totalmente por nuestra biblia personal, es decir el libro de Gastón Rebuffat,  Hielo Nieve y Roca, decidimos viajar a los Alpes, a Chamonix más concretamente, íbamos preparados para intentar ascender el Mont Blanc, salimos de Madrid en un Seat 127 que tenía el Kikon.

No se las horas que pasaron pero por fin atravesamos la frontera, estábamos en Francia, era la primera vez que pisábamos tierras extranjeras, a la altura de Perpignan el coche empezó a hacer cosas extrañas y no quedo más remedio que entrar en la ciudad y parar, preguntamos por un taller y nos indicaron donde había uno, entre otras cosas y a pesar que habíamos estudiado Francés en el cole ( menos mal ) entendernos con la gente era toda una odisea, pero lo conseguimos, dada la hora que era hasta el día siguiente no nos atenderían, , así que allí estábamos, en un barrio de Perpignan que tenía toda la pinta de ser un barrio obrero, más o menos como en los que vivíamos nosotros en España, nos sentamos en  una acera y sacamos algo para comer, luego ya nos buscaríamos la vida para dormir, en eso estábamos cuando se abrió una puerta de una casa detrás nuestra, salió un hombre nos saludo y empezó a decirnos no se qué…pensamos que nos estaba echando de allí, aunque parecía amable, se fue para adentro y salió con su mujer y una niña y la niña empezó a hablar en español…hostia…que pasada, el caso es que la niña estudiaba español en la escuela así conseguimos explicar lo que nos pasaba, al final nos hicimos  amigos y hasta nos sacaron comida para cenar y nos trataron muy bien, luego nos indicaron un sitio para dormir, así hasta que al día siguiente nos arreglaron el coche, por cierto rápido y no muy caro, continuamos nuestro viaje hasta que por fin después de 2 días de viaje llegamos a la Meca del Alpinismo, madre mía que impresionante es todo allí, nos encontramos con algún español más que nos indico donde dormir, nada de camping ni mucho menos, por allí en un bosque la gente monta las tiendas y nadie dice nada, pues eso, nosotros lo mismo, tanto la ciudad como las montañas todo nos causaba sensación.
Según  nuestros planes hicimos los preparativos para la ascensión del  Mont Blanc yyyy …. vámonos, primero telecabina y luego tren y a partir de ahí empezamos la ascensión, la primera etapa hasta la Aiguille de Gouter 3863 metros,  en cuya cumbre hay un refugio,  son unas cuantas horas de subida pero no se nos dio mal, así que allí estábamos. Bonjour, Bonjour, y mas Bonjour, por supuesto no habíamos reservado las plazas, así que nos acomodaron como pudieron, no había tanta gente como ahora, pero estaba bastante lleno, a nosotros nos daba igual pero nos sentíamos pequeños ante tanto rudo montañero jajaja……bien temprano ya estábamos tirados en nuestros sacos esperando el momento de levantarnos y  continuar la ascensión, en un momento dado se escucharon unas voces y la gente empezó a levantarse, pero notábamos algo raro en el ambiente, aun así nos empezamos a preparar como casi todo el mundo, pero algo no iba bien, por fin nos enteramos, estaba nevando y no veas cómo, hubo gente que aun así salió con la intención de subir, nosotros esperamos un poco, la verdad es que caía con ganas, al cabo del rato decidimos salir nosotros también, a la media hora más o menos, vimos que los que habían salido antes regresaban, indicándonos que era mejor bajar, puestos así y como no éramos muy expertos, decidimos bajar también, ya en el refugio se notaba cierta tensión, al cabo de las horas se hizo de día y habían caído fácilmente 2 palmos de nieve, dejando la subida al refugio en unas condiciones un tanto especiales, tanto es así que mucha gente que subió por su cuenta decidió contratar guías para que los bajasen de allí, y así varios grupos emprendieron la bajada todos encordados, al final nosotros haríamos lo mismo pero sin guía claro, así que nos pusimos todo, nos encordamos y para abajo, menuda bajadita que nos chupamos, al cabo de no sé cuantas horas llegamos al tren y vuelta a Chamonix, nos enteramos de que el mal tiempo continuaría, así que al día siguiente decidimos irnos para nuestra España, pero como no habíamos tenido bastante, decidimos pasarnos por las Calanques, en Marsella,  lugar en el que nació y se crio Gastón Rebuffat, como era nuestro héroe decidimos pasarnos por allí a ver esos famosos acantilados, cambiamos  montañas nevadas por el sol mediterráneo, por fin dimos con  un sitio en el que se escalaba, la Rocher  des Goudes, y preguntando conseguimos información de una vía, la cual hicimos y para que quedase testimonio de donde estábamos mi amigo El Cassin y yo nos sacamos la foto que adorna la portada de este Blog, con el tiempo la foto ha cobrado para nosotros un valor incalculable, vestigio digital de las aventuras que corríamos no solo en las montañas si no en todos los viajes en sí.
 

                                                        la Biblia

 
 
 
 
 

                      linea de ascenso a la Aiguille de Gouter 3863 Mtrs

 
 
 
 
 
 

           Descenso de la Aiguille de Gouter 29/09/1979

 
 
 
 

  Rocher  Des Goudes - Calanques 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario