La mejor forma de contar con la admiración de los demás es siendo humilde, escala para ti y veras la luz.

.

.

lunes, 24 de junio de 2013

Via de la Bavaresa - Los Normandos


Cada vez que íbamos al pájaro a escalar, siempre me fijaba en la pared que queda a su derecha un poco más abajo, después de indagar un poco me entere que era la pared de Los Normandos, que nombre más interesante, aunque nunca supe porque se llama así,  un día decidí acercarme a verla desde la base, me pareció una pared alucinante, no sabía si había vías aunque tampoco veía indicios de ello y decidí abrir allí una vía, por  el extremo izquierdo de la pared parecía que había un sitio bastante lógico, el fin de semana siguiente allí estábamos con todos los trastos dispuestos a abrir una vía, comencé por un sitio fácil hasta llegar a una laja que está debajo de un techo, metí un buril y me dispuse a seguir en artificial por debajo de la laja, metí un clavo..otro y al tercero clin clan clon, me veo colgando de la cuerda comprobando que todos los clavos han saltado,  menos mal que metí el buril si no estaría en el suelo, no pasa nada otra vez para arriba, y como no, otra vez para abajo…Hostia, todos los clavos se salen por que la laja se abre segun los voy poniendo, claro,  yo en aquellos tiempos no tenía ni  idea de lo que era una laja expanding ni mucho menos como tratarla,  y tras repetidas caídas de la misma forma no supe solucionar el tema nada más que metiendo otro buril, así lo hice y se soluciono el tema, una vez llegados a la primera reunión a mi derecha veía una chimenea bastante curiosa para seguir progresando y me fui  con un largo en travesía hasta colocarme debajo de ella, ahí montamos la segunda reunión y nos bajamos, no tengo muy claro el porqué pero nunca volvimos a terminar la vía y ahí quedo sin salida hasta que tiempo después abrieron la Demóstenes, tampoco le puse nombre, pasado el tiempo apareció en una guía de la Pedriza como la vía de la Bavaresa, aparecía como anónima y marcando el segundo largo de forma distinta, se iba hacia arriba en vez de la travesía hasta la chimenea, actualmente el primer largo se hace en libre. Esta es la pequeña historia de la segunda vía que abrí en la pedriza y de cómo sin saberlo conocí las lajas expanding.
 
 


                                 En el primer largo

                 despues de la travesia por debajo del techo



 

lunes, 17 de junio de 2013

La Brujas del Tozal del Mallo


     Corría el año 1980…cuando nos sentimos preparados para hacer nuestra primera via con firma de Rabada - Navarro, no en vano habíamos hecho anteriormente una serie de tapias que nos prepararían para tomar la gran decisión, intentaríamos Las Brujas del Tozal  del Mallo,   así que el día 14/06/1980 fue el día elegido.

Por aquel entonces todavía con las botas gordas, maza, clavos y estribos,  toda una aventura, así que allí nos plantamos bien temprano….y al lio…..habíamos quedado que yo hacía todo el artifo, que entonces era mucho, además a mí se me daba bien y me gustaba  y mi compi hacia todo el libre,  poco a poco cogimos altura, pero también corrían las horas y mucho, así que nos plantamos a unos 3 largos de la cumbre, de noche, perdidos y por si faltaba algo se puso  a llover, si algo puede empeorar seguro que nos pasa a nosotros, el caso es que la juventud hace que el miedo no exista y en ningún momento flaqueamos, y eso que a mi compi que iba de primer, el  frontal que era de  la época, se le iba apagando cada dos por tres y totalmente a oscuras se ponía a gritar desesperado escuchándose  en todo el pirineo,  ME CAGUEN LA PUTAAAA, le metía un piñazo al frontal y volvía a lucir, así conseguimos llegar a la cumbre, por fin, destrozados es poco,  pero muy contentos de haber salido de esa, pero era totalmente de noche, llovía y no se veía nada de nada porque encima había niebla, así que sacamos una funda de vivac, la tiramos al suelo y nos metimos en ella los dos bien abrazaditos a pasar el rato, en cuanto amaneció salimos pitando  ¿ pero por donde?  porque no teníamos ni idea de por donde se bajaba,  eran otros tiempos y la información más que escasa, así que nos bajamos por  las pendientes de hierba de la derecha del tozal, increíble, si las veis parece imposible,  yo las veo ahora y no me lo creo, pero que cojones…éramos jóvenes…..jajaajaja, mas adelante descubririamos que la bajada se efectua por un camino bien marcado que usariamos en los siguientes descensos, y cada vez que lo haciamos nos acordabamos de nuestra aventura.
 
 
 

                             Itinerario aproximado de ascenso

 

 
  
 

  Itinerario aproximado de descenso 

 
 
 
 

jueves, 6 de junio de 2013

Stradivarius


¿Sabéis que hay un sitio nuevo para escalar en Madrid?  Hostia..¿donde? En un pueblo que se llama Patones, tardamos poco en averiguar la combinación de transporte que nos llevaría al pueblo y allí nos dejo el autobús, preguntando a unos paisanos averiguamos que nos quedaba un paseíto hasta las paredes,  así que carretera y manta o macuto en este caso, llegamos a la presa del pontón de la oliva andando desde el pueblo,  vimos el comienzo de las paredes, ante nuestros ojos se presentaba una pared larguísima, no muy alta, pero eso sí,  muy vertical, decidimos patearnos toda la base, tardamos ni se sabe,  pues ni había camino y además nos parábamos cada dos por  tres para comprobar que aquello estaba virgen, ya en ese recorrido se me grabaron un par de sitios para abrir alguna vía, el día se nos paso entre subir mirar,  requetemirar  y bajar hasta el pueblo andando para coger el autobús de vuelta, estaba claro que volveríamos el siguiente fin de semana, y así lo hicimos, en esta ocasión para escalar, hicimos varias vías, todas en la parte de abajo al lado de la presa, recuerdo la supergraton, ya entonces nos pareció una escalada muy especial, vertical, difícil, pero eso nos gustaba.

Paso poco tiempo hasta que volvimos, esta vez para abrir una vía, tenia metido en la cabeza desde el primer día un desplome rojo que vi camino arriba, un sitio en el que no había vías en muchos metros alrededor, y allí nos plantamos, con nuestros fisureros, nuestros clavos y el burilador, comencé yo, y tras un buen rato varios clavos y algún fisurero llegue a una panza en la que me fue inevitable meter 2 buriles, superada esta me baje para dejar paso al Kikon que se encargo de llegar al inicio de la travesía, estábamos flipando por donde estábamos subiendo, todo desplomado, estábamos emocionados, Coli se encargo de la ultima parte, y despues de una travesía hacia la izquierda, en la que se llegaba a un sitio en el que la pared tumbaba un poco subio un poco mas arriba y ahí decidimos poner el descuelgue, ahí quedo nuestra obra, pero no teníamos muchas fuerzas para hacer la primera repetición, así que nos bajamos al pueblo a comer,  pero como no se nos quitaba de la cabeza, comimos y volvimos a subir para escalar la vía, así que me encordé y para arriba,  después de mucho esfuerzo un montón de reposos y no sé que mas…llegue al descuelgue, lo conseguí , Coli y Kikon también subieron, ya solo quedaba ponerle nombre a la vía, lo que si sabía es que era una vía única, así que cogí una piedra del suelo y rayando la pared le puse el nombre de STRADIVARIUS.


Abierta el 11/07/1982

CROQUIS ORIGINAL













miércoles, 5 de junio de 2013

Mi primera apertura


Un día haciendo la Oeste del Pájaro, coindimos con otra cordada, entre ellos iba un tal Mario, durante la escalada entablamos conversación en varias reuniones, resultando muy agradable, de alguna forma parece que nos caímos bien, debíamos ser de edad parecida en mi caso 16 años, después de la escalada y ya en  cantoco nos despedimos observando la posibilidad de volver a coincidir en alguna otra escalada, esto nunca sucedió, a finales de ese mismo año, sufrió un accidente mortal escalando en Riglos,  algunos escaladores abrieron vías poniéndole su nombre, como dedicatoria y para su recuerdo, yo hice lo mismo, la primera vía que abrí en mi vida,  fue en la Pedriza por supuesto y se la dedique a Mario poniéndola su nombre, la vía está detrás del Hueso, se accede a ella por el destrepe de la cima de este, no se publico en ningún sitio ni di mucha información, solo a los amigos más cercanos, la abrí junto con Francisco Burdalo, es posible que ni siquiera se haya vuelto a repetir, actualmente parece que hay nidos de buitre en la gran repisa de la primera reunión.  En cualquier caso ahí quedó, hoy todavía recuerdo aquellas conversaciones en el pájaro con Mario y por supuesto también recuerdo mi primera apertura, la escalada como la vida en sí,  tiene estas cosas…..
 
 

martes, 4 de junio de 2013

El Aneto


Un día  surgió la oportunidad de hacer una salida al pirineo a intentar el que sería mi primer 3000, excursión en autocar a Benasque y como objetivo la ascensión al Aneto 3404 Mtrs, era el 31/10/ 1977 y había bastante  nieve a pesar de ser Octubre y hacia mucho frio,  pero eso no era mucho obstáculo, después de una corta pernocta en la renclusa, nos desperezamos muy de madrugada para comenzar, sin más problemas que los normales de la ascensión sobre todo al caminar con los crampones,  algo en lo que no éramos expertos ni mucho menos, pero que poco a poco fuimos cogiéndole el truco,  llegamos tras atravesar el  glaciar, al famoso paso de Mahoma, una cresta bastante afilada y más larga de lo que pensábamos,   la atravesamos sin contratiempos, eso sí, por turnos y encordados, llegando poco después todos a la cumbre con la cruz tan característica, poco tardamos en iniciar la bajada, ya que nos quedaba mucho, como el día estaba estupendo y el sol calentaba bien, la huella en la nieve en la bajada no precisaba de crampones, cosa que todos agradecimos acelerando además el paso sin ellos puestos, nuestro grupo era el primero y fuimos los primeros  en atravesar el portillon, ya viendo más cercano el refugio y con lo cansados que estábamos decidimos pararnos un rato a comer algo y a beber, allí nos sentamos al borde de una especie de collado, que parecía dividía un poco la orientación porque hacia abajo se veía el panorama mas sombrío,  cuál fue nuestra sorpresa y aun hoy en día no se me va de la cabeza, que el grupo que venía por detrás decidió no hacer esa parada y el que iba primero enfilo la cuesta abajo, y nada mas avanzar unos pocos metros…..zass…. derrapo y empezó a caer por la cuesta que estaba completamente helada, todo duró unos segundos, intento clavar el piolet, no lo consiguió y no  pudo  parar,  caía a una velocidad vertiginosa, hasta que de repente choco con una piedra y salió volando, a partir de ahí todo fueron golpes y más golpes y seguir cayendo….varios centenares de metros, como un muñeco, ni siquiera vimos donde se paro, a todos nos invadió el miedo y la confusión, aun así hubo una persona que no se lo pensó y salió corriendo cuesta abajo como alma que lleva al diablo, no entendemos como no corrió la misma suerte, el caso es que minutos después desapareció de nuestra vista, nosotros y el resto de la gente que venía por detrás decidimos montar unos rapeles para bajar esa primera parte, y ahí nos dimos cuenta que esa vertiente al ser por la tarde y estar muy sombría estaba completamente helada, al rato vimos a quien había bajado corriendo, estaba en el camino, había localizado al caído y se confirmo lo peor, estaba muerto y destrozado, en cuanto llegamos al refugio se aviso a la guardia civil, dado lo avanzado del día y al ser estos cortos por la época, cuando llegaron no vieron posibilidad de llevar a cabo el rescate esa noche, así que ahí quedo hasta el día siguiente, nosotros por nuestra parte habíamos vivido la experiencia de nuestro primer 3000 pero al mismo tiempo vivimos la peor de las experiencias al presenciar en directo el accidente mortal, hoy todavía pienso que si no llegamos a parar en aquel momento, podría haber sido yo el que cayese, pero las cosas son como suceden……..y la vida continua.

El accidente quedo reflejado en la prensa de la época tal y como os muestro.
 
 


domingo, 2 de junio de 2013

La Lucas del Hueso


    hace poco hablando con mi colega el Gondo, me comento que el finde había estado en la Pedra, habían ido a hacer la  vía Jose Angel Lucas del Hueso, llegaron a la primera reu y se tuvieron que bajar por haber un panal de abejas, entonces me ha venido a la cabeza lo que nos paso a mi colega Ricardo Arroyo y a mi cuando hicimos esa vía, hace muchos años,  exactamente el  17-09-1978.

Todavía usábamos botas gordas, clavos y demás cacharros de la época,  entramos en ella por la tarde y ya  en el  primer largo  mi compa  paso  mucho tiempo  para llegar a la reu, luego yo también tuve mis complicaciones pues al ser un largo en travesía,  digamos que el trabajo y la exposición es parecida y como además los seguros eran clavos había que sacar los que mi compa había metido,  el tiempo se fue volando, pero ahí estábamos así que para arriba, el segundo largo es un techo en toda regla,  y ¿como no?  Totalmente desclavado, pero íbamos preparados para ello,  así que después de  no    cuánto  tiempo  y “ once clavos”  que metí ,  llegue a la reu un tanto hecho polvo y lo que es peor prácticamente de noche, problemas, así que decidimos lo siguiente:  pensando en continuar al día siguiente la escalada, sobre todo por no repetir el techo, clavar y desclavar, pues decidimos que yo  me desencordase de una cuerda mi compa  la recupera,   rapela por ella hasta el suelo  y se baja al Tolmo a por mas cuerdas y ayuda para sacarme a mi por arriba, solo quedaba un largo, nos pareció buena idea, y  así veo como se aleja y yo me quedo ahí en esa reu bastante incomoda y en espera de que lleguen a sacarme, se hace de noche,  la verdad es que no estaba nervioso ni nada,  no me importaba estar  ahí,  además  no  hacia  frío,  así  que  entre cigarro y cigarro pasaba el tiempo,  mucho tiempo,  y me dio por cantar y hablar para mí mismo, hasta que de repente vi una luz,  escucho unas voces que no conocía, y empiezo a llamar a quien fuese, yo le decía ¡¡¡eehhh estoy aquí arriba,  en la pared ¡¡¡¡ pero claro el no me veía,  es mas como no era escalador

( de eso me entere mas tarde ) no se imaginaba que alguien pudiese estar ahí arriba, y se me ocurrió encender una cerilla para que me localizase, joderrr …el susto que se pego el tío cuando vio esa luz allá arriba tan alto, se puso tope nervioso y quería salir corriendo a pedir ayuda y yo que se, menos mal que conseguí  explicarle lo que pasaba y se quedo un poco mas tranquilo, allí se quedo conmigo y me hablaba,  me decía ,  veras como no pasa nada,  me daba ánimos, la verdad es que yo estaba más tranquilo que él,  al cabo de no sé cuánto tiempo llega mi colega, venia solo,  había conseguido dos cuerdas  pero no había venido nadie con él,  así que tiró para arriba con el otro tío por el destrepe hasta llegar a la cima del Hueso,  bueno,  el cómo salí por arriba con todas las maniobras que eso supone y siendo de noche es motivo de todo un libro, pero al final estaba junto a  mi colega y el otro, este sí  que tuvo que alucinar con todo esto, pensaría que estábamos un poco locos, pero también demostró que sin ser escalador y no saber de qué iba el tema, tuvo muchas  pelotas el tío, si señor muchas pelotas, a todo esto y a lo largo de la noche la luna salió mas o menos por el collado de la dehesilla, bien,  pues cuando llegue arriba estaba mas allá de la Maza, horas y horas,  supongo que tengo el record de estancia en esa reunion, Eso si, por si alguien piensa lo contrario, después de dormir en el Tolmo, en cuanto salió el sol ( que no paso mucho tiempo ), subimos otra vez, mi compa subió por la cuerda que dejo en la primera reu,  por la que había rapelado y yo  subí por el destrepe hasta la cima y rapele hasta la reunión de encima del techo y continuamos la escalada tal y como la habíamos dejado por la tarde anterior, y la acabamos, la vía en si es un viote por lo bonita y lo trabajosa, pero si encima le añadimos este suceso, se nos hace inolvidable,   la verdad es que ahora que lo pienso,  antes estábamos un poco tocados, eran otros tiempos.